Ad portas de un año en donde se discutirá  la reforma a la educación superior Camila Rojas, egresada de Administración pública y  nueva presidenta de la Fech, se refiere a este cambio, cómo ha llevado el gobierno hasta ahora la discusión por la gratuidad y su visión de esto.

 

La Izquierda Autónoma suma un cuarto período al frente de la Fech, ¿Cuál ha sido la receta?

No es una coincidencia que llevemos tantos años en la federación. Tiene que ver con el trabajo que hemos desarrollado a nivel nacional. Tenemos proyección no sólo a nivel estudiantil, se ve nuestra opción como una que puede trasformar al país en general.

En las universidades estos movimientos tienen fuerza, pero se pierde un poco en el mundo político.

Desde el estallido del 2011 hasta ahora existe la necesidad de organizarse por fuera de lo que existe actualmente como partidos tradicionales. Vemos que hoy la izquierda necesita un espacio de organización. Nuestro esfuerzo es ser un espacio para los que están desencantados de la política. Es un fenómeno nuevo, pero que está creciendo. Que la Feuc la haya ganado un grupo transformador da cuenta de que chile está cambiando.

En ese sentido, ¿cuál es su visión de la política?

Hay algo evidente y es que la política es excluyente. No se hace cargo de ser representativa de los intereses de la mayoría. Además, en la Nueva Mayoría y en la derecha, encuentras a muchos de estos partidos vinculados estrechamente con el empresariado por lo que su posibilidad de hacer transformaciones es nula.

Se está gestando una reforma importante en educación superior. Muchos critican que no se toma en cuenta al movimiento estudiantil, ¿Qué le parece que sea así?

Es grave y da cuenta de un país en donde  hace mucho tiempo existe una separación entre la sociedad y la política. Se han hecho una serie de decisiones en las cuales la sociedad no ha estado presente y es la más perjudicada. Es evidente que no se toma en cuenta a los movimientos sociales.

Ahora se discute la glosa de gratuidad para el 2016 ¿cómo ve esta discusión?

Nosotros queríamos dar la discusión de la gratuidad en términos de una reforma estructural e integral. El gobierno ha sido incompetente, tomó la gratuidad y la planteó  en términos de financiamiento, sin ningún cambio estructural. Se pone plata en un saco roto porque no se hace ningún cambio al sistema actual.

¿Qué le parece que el gobierno no logre alinear a la Nueva Mayoría?

Es precisamente por la incompetencia que ha existido todo este tiempo. Primero generan expectativas. Tomaron las consignas y las demandas del movimiento; dijeron que harían cambios estructurales, pero nunca existió la intención de aquello. El gobierno no ha querido generar un cambio profundo.

¿Qué le parece que se adelantara la gratuidad?

La gratuidad es un elemento fundamental. El gobierno tomó la consigna y  habla de gratuidad, pero el problema es que se da una discusión corporativa, en donde cada uno quiere su tajada: los rectores de las universidades privadas, de las estatales, los CFT, IP, etc. No hay una visión integral de lo que debería ser la educación que Chile necesita. El gobierno se olvidó completamente de la educación pública.

La Tercera

En contexto:

Así quedó conformada la mesa directiva de la Fech 2016

Camila Rojas de la Lista Venceremos (E) asumirá como presidenta de la Fech, luego de una compleja elección, debido a la duda que existía temprano sobre el quórum al que se llegaría.

En tanto, la vicepresidenta será Javiera Reyes (Lista G); secretario General, Daniel Andrade (Lista I); secretario de Comunicaciones, José Zapata (Lista B); mientras que el secretario Ejecutivo se está aún definiendo por el conteo de votos.

Para la elección de este año el quórum fue de 9.932 votos emitidos (incluidos  nulos y blancos).

La Tercera

Cómo se logró el quórum en las elecciones de la Fech

Hasta hace algunos minutos no se tenía certeza si es que la elección para la nueva federación de la Universidad de Chile alcanzaría el quórum de 10.864 votos necesarios para validar las elecciones. 

El Tricel solicitó hace tres semanas los datos de matriculados, para reestructurar el cálculo de quórum “ya que el primero que habíamos hecho estaba errado y no iba de acuerdo a nuestros estatutos, por lo que gracias a Administración que nos facilitó la información hace tres semanas, pudimos cambiar las cifras”, señaló Fabián Araneda, presidente del Tricel.

Es así como de 27 mil estudiantes se bajó a 24.789. Esto disminuyó el número de sufragios necesarios para que no se anulara el proceso, de 10.800 a 9.900.

Con esto, los 10.400 votos válidamente emitidos permiten que Camila Rojas asuma como presidenta de la federación, junto a Javiera Reyes, Daniel Andrade, José Zapata y un último candidato por definir para el cargo de secretario ejecutivo.

El Tricel dio a conocer la información en una declaración: