El director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza, reconoció que entre 5 y 7 por ciento de los jóvenes que cursan sus doctorado en el extranjero se quedan a radicar en otro país, situación que consideró “no es un problema para el sector científico” mexicano.

Afirmó que la llamada “fuga de cerebros” debe ser un tema que “enfoquemos de una forma diferente, pues el conocimiento se desarrolla en un mundo globalizado. Entonces (los investigadores) cada vez van a circular más y eso no necesariamente es un problema”.

Luego de suscribir un acuerdo de colaboración con la Cámara Nacional de la Industria para la Transformación (Canacintra), a fin de fortalecer la formación de recursos humanos altamente especializado en diversos sectores de la industria, reconoció que la devaluación del peso frente al dólar y la inflación, sí tendrán un impacto en la adquisición de equipamiento e insumos tecnológicos, así como en las becas.

En este último campo, detalló que se buscará incrementar las llamadas “becas mixtas”, en las cuales el alumno de posgrado pasa uno o dos semestres en el extranjero y cursa el resto de su formación en el país. Modalidad que, dijo, “buscaremos incrementar” en programas de excelencia académica.

Cabrero Mendoza insistió en que los recursos federales destinados a ciencia, tecnología e innovación, propuestos en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 se “incrementaron en uno por ciento”. Sin embargo, apuntó que se deberán posponer algunos proyectos que demandaban mayores recursos. “No se suspenderán los nuevos centros de investigación previstos para 2016, pero sin duda no avanzaremos tan rápido como hubiéramos querido hacerlo”.

Jornada

Volver