Un investigador de la Universidad Nacional de Misiones trabaja desde 2012 en las técnicas de cultivo sin suelo que componen la hidroponía. Recientemente culminó su investigación que consiste en aplicar técnicas de control difuso a las variables intervinientes en los sistemas hidropónicos. Esta forma de cultivo consume menos agua y, debido a que no hay contacto con el suelo, disminuye la posibilidad de contaminación.

Según explicó a Argentina Investiga el doctor Marcelo Julio Marinelli, especialista de la UNM, la hidroponía engloba una serie de técnicas de cultivos sin suelo que utilizan una solución de nutrientes, los cuales aportan a las raíces de las plantas el alimento necesario para su desarrollo. Esta solución se compone de macro y micro nutrientes esenciales que se diluyen en agua y se transportan por distintas técnicas a los medios de anclaje o soporte de las plantas.

La FAO recomienda estas técnicas para huertas familiares y también se utiliza para la producción a escala comercial. “Los cultivos hidropónicos consumen menos agua y necesitan menor espacio que los sistemas de cultivo tradicional, por lo que la NASA los utiliza en investigaciones como medio de producción de alimentos para viajes espaciales prolongados. Debido a que no hay contacto con el suelo estas técnicas disminuyen la posibilidad de contaminación con hongos, parásitos o bacterias”, señaló Marinelli a Argentina Investiga.

Los objetivos de esta investigación residen en construir una cámara de germinación y un sistema del tipo de circulación de película de nutrientes controlados por la técnica de lógica difusa y verificar sus ventajas respecto de los sistemas de control convencional.

“El aporte está pensado para proveer de sistemas de producción de hortalizas a pequeños y medianos productores, con la tecnología desarrollada en este trabajo, a bajo costo y con mejores rendimientos. Esto les permitiría producir un cultivo de mayor calidad incrementando sus ingresos”, sostuvo el investigador.

En una primera etapa se planificó realizar convenios con productores de la zona sur de la provincia de Misiones, para instalar esta tecnología en sus chacras y demostrar las ventajas de aplicar estas tecnologías a la producción de hortalizas. Otro nivel de transferencia consiste en realizar un emprendimiento de producción de hortalizas hidropónicas a mediana escala y con invernaderos altamente tecnificados. Esto puede ser un emprendimiento privado o mixto a través de las incubadoras de empresas de la provincia como el InCuTemi (Incubadora de Empresas de Base Tecnológica Posadas).

Tipos de cultivos

“Los sistemas hidropónicos -describió Marinelli- pueden utilizar sustrato sólido como cáscara de arroz, arena, grava o un material inerte en donde se desarrollan las raíces y el aporte de la solución de nutrientes se realiza mediante sistema de riego por goteo. Otro tipo de cultivo hidropónico son los sistemas de raíz flotante que consisten en cisternas o estanques que contienen la solución líquida de nutrientes. Sobre la superficie flotan planchas de telgopor con los soportes de anclaje de las plantas”.

“El sistema que se utilizó para esta investigación es el de circulación de película de nutrientes (NFT). Consiste en un sistema de tubos de PVC con una inclinación de dos por ciento y con orificios cada 20 centímetros en donde se colocan los plantines. Los nutrientes se encuentran en una cisterna desde donde se bombean hasta la parte más elevada de los tubos y por medio de la gravedad se desplaza en forma de película hacia el otro extremo aportando el alimento necesario a las raíces de las plantas. En el extremo de los tubos se recolectan los nutrientes para retornarlos al depósito”, explicó el investigador.

Etapas y equipo

La investigación nació en 2012 con el proyecto del Doctorado en Ciencias Aplicadas y surgió debido a que Marinelli tenía varias investigaciones realizadas en el campo de la Inteligencia Artificial Computacional, más específicamente en Lógica Difusa y le ofrecieron trabajar en el Instituto de Biotecnología de Misiones María Eve Reca. El proyecto concluyó con la presentación de la defensa de tesis doctoral de la tesis “Control automatizado de cultivos hidropónicos mediante lógica difusa”.

Aparte de los directores de tesis, el doctor Nelson Acosta y el co-director doctor Pedro Zapata, el equipo de investigación pertenece al Instituto de Investigación de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales y acreditado por el Consejo de Investigación y Desarrollo Tecnológico (CIDeT), compuesto por Carlos Kornuta, Enrique de Silvestre, Guillermo Wurm y Luciana Medina. Y el aporte y asesoramiento en Biología Vegetal de la magíster Mónica Otegui.

Claudia Sapa
claudia.sapa@campus.unam.edu.ar
Ana Espinoza, área de prensa de la Universidad Nacional de Misiones
Información Universitaria
Universidad Nacional de Misiones

Argentina Investiga

Volver