El movimiento estudiantil consiguió una conquista histórica en la UNLP.

INGRESO LIBRE E IRRESTRICTO EN CIENCIAS MÉDICAS

La jornada del día 16 de diciembre, sin duda marcará un antes y un después en la historia de la Universidad Nacional de La Plata. Teñida por años de lucha en contra de la Ley de Educación Superior, conseguimos la aprobación de la Ley de Implementación Efectiva de la Responsabilidad del Estado en la Educación Superior, conocida como Ley de Gratuidad, y se desató en toda la comunidad universitaria un profundo debate en torno a los regímenes de ingreso en algunas facultades, fundamentalmente en Ciencias Médicas que año tras año dejaba afuera a más del 75% de los que aspiraban a ingresar.

No podemos dejar de remarcar que la LES, aprobada por el menemismo, fue sostenida durante los 12 años de gobierno kirchnerista. En la Facultad de Ciencias Médicas en particular, desde el ingreso eliminatorio, pasando por las reformas del Plan de estudios y también las restricciones al egreso, quedó en evidencia que el proyecto de las autoridades encontró respaldo en las políticas del gobierno.

Esta Facultad es conducida por la fracción más retrógada de toda la UNLP, que sostiene una visión de la Educación Superior explícitamente elitista y mercantil: la Hoja de Roble. Esa gestión había hecho del Ingreso eliminatorio uno de sus ejes centrales, por lo que poner este tema en discusión significaba discutir el núcleo central de la propuesta política de quienes defienden una Universidad para pocos.

En el último Consejo Superior del año, los estudiantes impulsamos una ordenanza que regula los ingresos en todas las dependencias de la UNLP, reglamentando la nueva Ley. Dicha propuesta fue enriquecida por el resto de los claustros y se aprobó por unanimidad.

Entre otras cosas, la resolución dice que “los sistemas de ingreso, cualquiera sea su forma no podrán tener carácter selectivo, excluyente o discriminador.” y que “Serán estructurados de forma tal que, a su terminación, permitan al alumno incorporarse a cursar las materias correspondientes al primer año de la carrera desde el comienzo del mismo ciclo lectivo de su año de ingreso.”

Esta resolución aprobada el día de hoy aporta sustancialmente a la democratización social de la Universidad y de la Facultad de Ciencias Médicas en particular, pues a partir de este momento, todo aquel estudiante que se haya anotado a cualquiera de las carreras de la facultad, comenzará a cursar primer año a partir del primer día del ciclo lectivo del año entrante.

No quedan dudas que estamos frente a una conquista histórica. Conquista que solo fue posible porque existió un movimiento estudiantil organizado y dispuesto a enfrentar las políticas neoliberales y privatistas impulsadas por la Hoja de Roble durante estos más de 20 años. Este movimiento estudiantil organizado fue el que sacó a Pérez Albizu de su cargo de Vicedecano cuando se demostró su complicidad con delitos de lesa humanidad, que permitió el egreso de más de 500 médicos y médicas, a pesar de que la gestión de la Facultad se negaba a firmar sus títulos. Y que hoy festeja por esta conquista, sin perder de vista que tendrá que dar muchas otras batallas a partir de este momento para garantizar que los cerca de 3000 inscriptos en esa facultad, no abandonen sus aulas y sus estudios.

Sin embargo, este tema no tiene implicancia sólo para La Plata. La AFACIMERA, que nuclea a todas las Facultades de Ciencias Médicas del país (mayoritariamente formada por Decanos de las
Facultades privadas), tiene una orientación política que defiende los ingresos eliminatorios y una Universidad para pocos. Por esto la enorme mayoría de las Facultades de Ciencias Médicas del país tienen ingresos restrictivos, y la AFACIMERA fue un aliado fundamental de la Hoja de Roble los últimos años. Esta es una cuestión importante, ya que la persistencia de la CoNEAU seguirá regulando el funcionamiento de las Universidades y en particular en las Facultades de Medicina, aconsejada por la AFACIMERA.

Entendemos que este paso dado en la UNLP, a partir de la lucha incansable de miles de estudiantes, encabezada por el CECiMe (Centro de Estudiantes de Ciencias Médicas) y la FULP (Federación Universitaria de La Plata) tiene que servir para discutir este tema en todas las Universidades Nacionales para instalar la discusión del ingreso irrestricto, no de forma aislada, sino como parte de un modelo de Universidad realmente público y masivo.

Entendemos que el ingreso irrestricto es una bandera necesaria, aunque no suficiente: tiene que combinarse con políticas de permanencia, de bienestar, de contención. Con una discusión profunda sobre nuestros planes de estudio, sobre la Universidad que tenemos y la que necesitamos.

Hoy es un día de enorme alegría, porque en la UNLP estamos un poco más cerca de la Universidad que queremos para el país que soñamos. Y porque esto nos tiene que llenar de impulso, en La Plata y en todo el país para conquistar todos los derechos que nos faltan.

FUA

Volver