En el contexto de la visita del Papa Francisco a Bolivia un grupo de académicos latinoamericanos se reunieron para debatir sobre una nueva propuesta académica para una salida al mar de Bolivia. La Universidad Católica Argentina albergó a académicos bolivianos, chilenos y peruanos con el propósito de dialogar acerca de una solución original a esa delicada cuestión.

El simposio fue convocado conjuntamente por la Cátedra Libre de Integración Latinoamericana de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, que dirige Humberto Podetti, y la Cátedra Pontificia de la Universidad Católica Argentina, que dirige Marco Gallo, respondiendo a una iniciativa de Leonardo Jeffs Castro de la Universidad de Valparaíso y del Rector de la Universidad Católica Argentina, Mons. Dr. Víctor Manuel Fernández.

En el acto de presentación de las conclusiones y propuestas el Rector de la UCA Mons. Dr. Víctor Manuel Fernández dio un discurso de apertura y cierre, para luego dar lugar a los académicos quienes firmaron el Acta de Buenos Aires retomando la propuesta realizada en Lovaina en 2006.

Acceda a todos los documentos del Encuentro, aquí:

UCA

Síntesis de la propuesta para una salida al mar de Bolivia

????????????????????????????????????

En la ciudad de Buenos Aires, Universidad Católica Argentina, doce académicos de Bolivia, Chile y Perú, sociedades con historias ancestrales comunes, nos reunimos para contribuir a una búsqueda consensuada del reencuentro de Bolivia con el mar, fortaleciendo así la unidad latinoamericana.

Desde el final de la Guerra del Pacífico hasta el presente, han existido tensiones que dificultan las relaciones amistosas entre los pueblos. Si estas se prolongasen, Bolivia y Chile continuarán sin relaciones diplomáticas. Todo ello genera gastos militares excesivos; dificulta la vinculación educativa, cultural y económica; e impide la realización de proyectos beneficiosos para la sociedad civil. Estas prácticas perjudicarán a las generaciones futuras, que heredarán una situación de conflicto latente, que podemos ayudar a resolver.

Un nuevo escenario estimulará intercambios culturales, educacionales y comerciales; y permitirá destinar parte de los gastos militares a políticas de desarrollo, particularmente en las regiones fronterizas. A partir de estas reflexiones, sostenemos que el reencuentro de Bolivia con el mar forma parte de una agenda de integración trinacional con cooperación efectiva en las áreas fronteriza, regional y nacional.

Las principales líneas de esta agenda son las siguientes: construir una memoria histórica común, enseñar en las escuelas una visión plural de los acontecimientos, consolidar políticas de integración cultural y desarrollar políticas públicas para las poblaciones de frontera. Se ha retomado aquí una propuesta hecha en Lovaina en 2006.

La propuesta incluye un territorio entre la Cordillera de los Andes y el Pacífico integrado por las tres naciones, que procurarán conjuntamente su desarrollo, atendiendo principalmente a las personas que lo habitan. Esta área de soberanía compartida solo involucra el corredor, el puerto de Arica y el mar adyacente y no afecta la situación jurídica configurada a partir de los Tratados celebrados por Chile, Perú y Bolivia. En cambio hace posible una acción conjunta de las tres naciones, capaz de configurar una nueva situación entre ellas y de desarrollar conjuntamente ese territorio.

Desarrollar políticas públicas para las poblaciones de frontera promueve el bienestar, la seguridad interna de aquellas, y fortalece a las autoridades locales. Asimismo, la coordinación de políticas equitativas, viables y sustentables fomenta la inclusión social, el desarrollo económico y la defensa del medio ambiente.

Finalmente, dado que la aspiración a la unidad americana es uno de los legados más valiosos de la Independencia, una agenda de integración trinacional, que incluya el reencuentro de Bolivia con el mar, es una de las tareas urgentes. Por lo tanto, proponemos a los gobiernos y a los actores sociales implicados comprender la aspiración boliviana como un proceso que requiere de mecanismos que resguarden consensuadamente las expectativas y los intereses de nuestros tres países.

Buenos Aires, 21 de mayo de 2015.

Esta síntesis recoge aportes del Acta de Lovaina y del Acta de Buenos Aires.

UCA

Controversia tras reunión en Buenos Aires de historiadores de Chile, Perú y Bolivia

salida-al-mar-de-bolivia

Hace 20 años que historiadores de Perú, Bolivia y Chile se reúnen para abordar temas relativos a la integración de los tres países vecinos. La Guerra del Pacífico dejó huellas indelebles y temas de conversación abiertos desde el punto de vista académico.

El último encuentro ocurrió la semana pasada en Buenos Aires. Fueron 12 historiadores, cuatro de cada país, quienes se reunieron en la Universidad Católica Argentina (UCA). El simposio fue convocado conjuntamente por la Cátedra Libre de Integración Latinoamericana de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

En la oportunidad se trataron temas de intercambio culturales, educacionales y comerciales. Luego se redactó un “Acta de Buenos Aires”, donde se exponían las conclusiones de lo conversado. Por ejemplo, destinar “parte de los gastos militares a políticas de desarrollo, particularmente en las regiones fronterizas” y “enseñar en las escuelas una visión plural de los acontecimientos”, entre otras. Sin embargo,  en la web de la U. Católica Argentina apareció otro documento anexo, titulado Síntesis de la Propuesta para una Salida al Mar a Bolivia, que plantea la creación de un territorio trinacional de soberanía, en Arica,“entre la Cordillera de los Andes y el Pacífico”. Documento que historiadores chilenos y peruanos desconocen.

Sin embargo, desde el viernes pasado diferentes medios de comunicación de Latinoamérica han difundido aquella síntesis como conclusión del encuentro, sobre todo de cara a la visita del Papa Francisco a Bolivia, el próximo 8 de julio.

“Nos sentimos utilizados”, dijo ayer el académico chileno Eduardo Cavieres. “Ha existido un general rechazo a las distorsiones producidas respecto a la reunión y al Acta de Buenos Aires que se hace extensivo, en diversos grados, a todos los participantes”, agrega el Premio Nacional de Historia 2008.

Además de la síntesis mencionada, el rector de la U. Católica Argentina, Víctor Manuel Fernández, escribió en una carta difundida en la web que en la reunión de académicos también se propuso  que el ex Presidente de Uruguay, José Mujica, “sea designado por Unasur y Celac para realizar gestiones de buena voluntad entre las tres naciones hermanas para que sea adoptada la solución propuesta”.

Ello generó tal repercusión que el Presidente Evo Morales celebró la idea y destacó que “casi toda Suramérica, casi todo el mundo, sigue sumándose para reparar una injusticia, para que Bolivia vuelva al Océano Pacífico con soberanía”.

Pero los académicos también lo desmienten. “Nunca propusimos la mediación ni de Celac, ni de Unasur, ni de José Mujica. De hecho, nos enteramos de nuestra supuesta propuesta al día siguiente (viernes). Hasta ahora no sabemos cómo un foro académico se convirtió en la punta de lanza de una campaña de Unasur en la región”, dice el historiador peruano Daniel Parodi.

Malos ententidos

El primer encuentro ocurrió en Lovaina, Bélgica, en 2006. En la Universidad Católica de esa ciudad se reunieron 12 académicos de Perú, Bolivia y Chile “para imaginar y debatir la posibilidad de una solución durable al problema de la carencia de salida al mar de Bolivia y otros problemas derivados de la Guerra del Pacífico”.

Para Eduardo Cavieres,  con la actual demanda de Bolivia en La Haya, el escenario era distinto a la reunión de hace 9 años. “Esta vez tuve reparos en participar, pero los convocados, en su mayoría, historiadores de los tres países, eran académicos con los cuales llevamos muchos años, ya décadas, trabajando en términos de integración”, señala el autor de Chile-Perú. La historia y la escuela.

Es así como el tema marítimo en Buenos Aires fue tratado como reflexiones a futuro, sin abordar asuntos concretos. “Sostenemos que el reencuentro de Bolivia con el mar forma parte de una agenda de integración trinacional con cooperación efectiva en las áreas fronteriza, regional y nacional”, dice el Acta de Buenos Aires.

Los historiadores creen que hay que terminar con los remanentes de la Guerra del Pacífico. “Hay que legar  una paz definitiva a las generaciones futuras”, cree el historiador chileno Jorge Magasich, quien dice que  hubo “un error de comunicación” de parte de la U. Católica del país vecino. “He criticado con firmeza, junto a mis colegas, la manera cómo la UCA comunicó el Acta. Pero una cosa son los errores y otra es el contenido hacia el que, con entusiasmo, mantengo  mi adhesión completa”, agrega.

La Tercera

Académico chileno acusa “distorsiones” en acta que proponía salida marítima para Bolivia

mar-para-bolivia-e1301669831961

El académico chileno Eduardo Cavieres, premio nacional de historia en 2008, acusó que tanto él como los demás suscriptores del Acta de Buenos Aires se sienten “utilizados” tras las últimas circulaciones en prensa de sus supuestas conclusiones en relación a la demanda marítima boliviana.

“Ha existido un general rechazo a las distorsiones producidas respecto a la reunión y al Acta de Buenos Aires que se hace extensivo, en diversos grados, a todos los participantes”, indicó Cavieres en declaraciones que recoge este martes La Tercera.
El profesional hace mención a los documentos oficiales que emanaron luego de una cita en la Universidad Católica de Buenos Aires de un grupo de académicos de Chile, Perú y Bolivia, en la que se discutieron materias de integración.

Pese a la amplitud de los temas esbozados, el sitio web de la casa de estudios reprodujo tras la sesión un escrito rotulado ‘Síntesis de la propuesta para una salida al mar de Bolivia’. En él se propone, para acercar al país altiplánico al mar, la creación de “un territorio entre la Cordillera de los Andes y el Pacífico integrado por las tres naciones, que procurarán conjuntamente su desarrollo, atendiendo principalmente a las personas que lo habitan”.

Igualmente, en otro documento post reunión inscrito como ‘Palabras del rector’ y titulado ‘Relanzar un sueño’, la principal autoridad de la universidad, Víctor Manuel Fernández, señala que motivado por el Acta de Buenos Aires y otra anterior, tomará “la iniciativa de elevar una propuesta que será entregada a los presidentes de Unasur, Tabaré Vázquez (Uruguay), y de Celac, Rafael Correa (Ecuador), solicitándoles que la entreguen a los presidentes de Chile, Bolivia y Perú y les soliciten que inicien conversaciones entre los tres”.

“Propondré también que el ex presidente de Uruguay, José Mujica, sea designado por Unasur y Celac para realizar gestiones de buena voluntad entre las tres naciones hermanas para que sea adoptada la solución propuesta”, proseguía, desatando con ello la polémica y la divulgación del supuesto proyecto en los distintos medios de la región.

“Nunca propusimos la mediación ni de Celac, ni de Unasur, ni de José Mujica. De hecho, nos enteramos de nuestra supuesta propuesta al día siguiente”, indicó al respecto el historiador peruano Daniel Parodi, firmante de la controvertida acta.
“Hasta ahora no sabemos cómo un foro académico se convirtió en la punta de lanza de una campaña de Unasur en la región”, añadió.

BioBio


VOLVER