La demanda marítima se ha convertido en una bandera de lucha a nivel planetario afirmó el Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera, de visita en Chile y añadió que la acción internacional “no es un acto de mala voluntad ni de venganza, sino que busca unir a nuestros pueblos a través de la reparación”.

Álvaro García Linera llegó este jueves a Chile. El vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia aterrizó en el país con el fin de realizar actividades académicas, entre ellas una extensa conferencia de prensa en donde respondió preguntas en torno a la demanda marítima presentada ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ).

“La demanda marítima se ha convertido en una bandera de lucha a nivel planetario” afirmó durante su intervención, asegurando que Bolivia se presentó ante la CIJ por “un tema de reparación histórica”, que no se pudo cerrar ni siquiera con el tratado de límites de 1904, citado por Chile en su defensa.

En ese sentido, reiteró que no se trata de una “actitud de mala fe ni de venganza contra el Estado o pueblo chileno, es una actitud de justicia”, dijo a la vez que garantizó que respetarán la decisión de la Corte, la que sin duda, esperan que sea favorable para sus pretensiones de mediterraneidad y de diálogo entre los países.

García Linera también abordó temáticas como el crecimiento económico que muestra Bolivia en los últimos años. Ejemplo de ello son las cifras de salario mínimo en Bolivia que se han incrementado en un 600 por ciento en ocho años.

Para el vicepresidente, Bolivia es un ejemplo de modernización exitosa, toda vez que se está haciendo “una justa repartición de la riqueza” y si bien aseguró que todavía existen importantes cifras de extrema pobreza, informó que éstas se han reducido en un 20 por ciento en los últimos 8 años.

También tuvo palabras para alabar al movimiento estudiantil chileno, al que calificó como “la virtud del país” ya que en él se anudan dos elementos: el aseso social y la configuración de una economía del crecimiento en la sociedad moderna. “Chile tiene algo que no hay en el resto de América Latina y que vemos con admiración: un fuerte movimiento que articula la fuerza creativa de la juventud (…) como bolivianos debemos aprender mucho de este movimiento y de cómo se articula la juventud en torno a él”.

Tal es la importancia de los estudiantes chilenos para la experiencia social boliviana que García Linera desayunó con líderes del movimiento, además de destacados intelectuales nacionales. Entre ellos se encontraba  Valentina Saavedra, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), quien respaldó la  visita de Linera, pese a la molestia que generó entre las autoridades nacionales por no estar informados del arribo del vicepresidente.

La presidenta de la FECH también apoyó la demanda marítima de los altiplánicos asegurando que es una: “absurda la rencilla nacionalista cuando somos todos latinoamericanos”.

En esa línea, el Vicepresidente boliviano sostuvo que la integración es un asunto central para Latinoamérica, para constituir una economía continental que haga frente a los grandes bloques del mundo como Estados Unidos/Canadá, la Unión Europea, y China. “Si nos seguimos viendo como espacios estancos como en el siglo XIX, claro, no nos va a ir mal, pero no vamos a vernos ubicados en el siglo XIX. Para eso necesitamos integración continental, no solo económico, en transporte, alimentos, comunicación, información… hay muchas cosas en las que todos los países del cono pueden actuar conjuntamente y sacar grandes réditos”.

Ante esto afirmó que le gustaría ver una colaboración entre Bolivia y Chile en materia académica, pero también económica, energética, en vías de comunicación, de ferrocarriles, de carreteras, en el ámbito del gas, del litio y del uso del agua, medidas que afirmó “pueden generar un motor económico sorprendente y llevar a ambas economías a tasas de crecimiento superiores al cinco por ciento”.

La visita de Linera se enmarca en la presentación de su libro “Comunidad Socialismo y Estado Plurinacional” que se realizó este jueves en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Radio U Chile

Evo: intelectuales y pueblo chileno se solidarizan con causa marítima boliviana

El presidente contó cómo el vicepresidente Álvaro García Linera fue aplaudido en universidades de Chile, donde se llegó a corear “mar para Bolivia”.

El presidente Evo Morales destacó la solidaridad de intelectuales, académicos, universitarios y el pueblo chileno con la causa marítima boliviana que busca una salida soberana al océano Pacífico.

En el acto de inauguración del nuevo Centro de Servicios Integrados de Justicia Plurinacional en la ciudad de El Alto, el Jefe de Estado se refirió a la participación del vicepresidente Álvaro García Linera en universidades de Chile, donde los académicos y universitarios corearon “mar para Bolivia”, en respaldo a la centenaria demanda marítima.

“Me ha sorprendido que aplaudieron bastante su intervención y la prensa me informa ahora que ese pueblo académico, intelectuales, profesionales universitarios, docentes, seguramente rectores, habían gritado nuevamente ‘mar para Bolivia’ imagínese la solidaridad, el sentimiento profundo del pueblo chileno”, resaltó.

Según el Mandatario, no solamente los movimientos sociales, indígenas, obreros, campesinos apoyan la salida de Bolivia al mar sino también los intelectuales se van sumando.

“Hermanas y hermanos nosotros tenemos una geopolítica de integración y no de invasión, una geopolítica no de división”, afirmó.

Asimismo, enfatizó en que Bolivia gestó una política de liberación y no de dominación, chantaje, ni de condicionamientos, por lo que saludó la lucha del pueblo y el apoyo de sectores sociales autoridades en América Latina y el Caribe.

Chile invadió suelo boliviano en febrero de 1879 y desató una contienda bélica que terminó cercenándole 400 km de costa y 120.000 km2 de territorios.

En 2013, Bolivia demandó a Chile ante la Corte Internacional Justicia para que ese tribunal conceda una salida soberana al Océano Pacífico, que perdió tras la invasión chilena.

Ansur

“Si queremos que la historia tenga la marca de América Latina, la integración entre nuestros países es imprescindible”

En visita académica, el Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia dictó una clase magistral en la Universidad de Chile, donde explicó teórica y analíticamente el proceso vivido por su país en los últimos diez años y los desafíos que éste enfrenta. Presentó además el libro “Comunidad, Socialismo y Estado Plurinacional”, de Ediciones el Desconcierto, que en conjunto a la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones, organizaron este encuentro.

Como la confluencia de tres horizontes en un punto de bifurcación, fue que el Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera, definió el contexto en que su país dio inicio al proceso que actualmente encabeza el Presidente Evo Morales: el exacerbamiento de las diferencias regionales de Bolivia y la demanda de desconcentración territorial del poder, el agotamiento del horizonte colonial donde primaba una sociedad racializada, y el desgaste del modelo neoliberal que impuso el imaginario del desarrollo y la modernidad. Fue ahí donde “el proyecto neoliberal se encontró con la necesidad de un recambio estructural, de un nuevo orden estatal y de la presencia del Estado en la propiedad de los recursos naturales”.

El sociólogo y matemático boliviano se refirió a este y otros temas en una clase magistral dictada este jueves 2 de julio en la Universidad de Chile, en el marco de una visita académica al país. El encuentro fue organizado por la Vicerrectoría de Extensión y Comunicaciones y El Desconcierto, que editó el libro “Comunidad, socialismo y Estado plurinacional”, presentado en el marco de esta actividad. La publicación reúne “textos reflexivos en torno a la experiencia boliviana, que combinan reflexión teórica con compromiso político”, como explicó el autor.

La conferencia fue presidida por el Rector Ennio Vivaldi, quien destacó el valor de la obra de García Linera, especialmente por su carácter de estudio de la realidad local de su país ya que, “sencillamente es la expresión de un aspecto fundamental para dar una proyección al cambio social”.

Junto a él, la Vicerrectora Faride Zeran, la presidenta de la FECh Valentina Saavedra y el director de la editorial, Rodrigo Ruiz, encabezaron esta actividad. La Vicerrectora destacó “la importancia de esta actividad para nuestro plantel en el marco de uno de sus objetivos principales: promover el debate académico y público sobre temas de interés nacional e internacional”. La presidenta de la FECh enfatizó que en esta instancia la comunidad universitaria “pudo compartir con hermanos latinoamericanos e interiorizarnos de sus experiencias, sobre todo cuando hablamos de la experiencia Boliviana, que ha trabajado por resistir a las dinámicas neoliberales, cuestión que en Chile vemos muy de lejos”.

Desde la editorial, Ruiz explicó que la publicación de este compilado de textos “responde a la voluntad de difundir y poner en debate la práctica y la reflexión de un pueblo que se ha puesto en marcha por la superación de un sistema neoliberal, que, bien lo sabemos los chilenos, nos impone cotidianamente su cruda divisa de inhumanidad”.

Hacia un proceso de modernidad exitosa

Qué es lo que ha pasado en Bolivia en los últimos diez años, fue una de las preguntas que respondió García Linera en esta clase abierta, además de los desafíos que el proyecto de gobierno enfrenta y la necesidad de integración con los países del continente.

El Vicepresidente explicó que su país vivió un proceso de formación de un sujeto histórico, de emergencia de la capacidad de movilización y la construcción de un nuevo sentido común. Estos lineamientos, señaló, confluyeron en el levantamiento de tres grandes procesos: la nacionalización de los recursos naturales, la conformación de un gobierno indígena y la asamblea constituyente.

Como resultado de este proceso y luego de la expansión del proyecto político, fue que el país ha vivido “una modernización exitosa de la sociedad”, como describió el Vicepresidente a partir de cifras como un ritmo de crecimiento del 5 por ciento anual en promedio, del incremento en un 500 por ciento de las exportaciones y en 1100 por ciento de la inversión pública, y el paso de destinar un ocho a un tres por ciento del PIB en defensa y seguridad interna, a emplear de un tres a un trece por ciento de éste en educación y salud.

“Esta forma de articulación de lo social con lo estatal y de lo comunitario con lo moderno es nuestro modelo de desarrollo que no solamente nos reduce la pobreza, sino que nos está permitiendo la construcción de una mayor igualdad y nos está mostrando que otra economía que no sea la neoliberal también puede ser exitosa”, agregó al respecto, señalando que todo esto se realizó en el marco de la consolidación de un Estado plurinacional.

“Bolivia, el país más atrasado, injusto, colonizado, pobre, deprimido y maltratado del continente ha despertado y no vamos a volver a cerrar los ojos nunca más, porque ahora es tiempo de indios, de pueblo y de los sectores populares”, señaló enfático García Linera.

Planteó además los desafíos que enfrenta Bolivia en términos de consolidar una democracia viva y expansiva, superando la escisión entre Estado y sociedad; construir una hegemonía a partir de la condensación de otros bloques y la irradiación del proyecto; y replantearse la relación del desarrollo con la “madre tierra”. “El camino que hemos optado es utilizar temporalmente el extractivismo para generar condiciones que satisfagan un mínimo básico de necesidades de las personas, de tal manera que sobre ese mínimo haya una generación con la capacidad de construir riqueza, ya no en base a la naturaleza, si no en base a la ciencia, el conocimiento y la tecnología”, planteó.

El Vicepresidente de Bolivia finalizó señalando que a partir de las transformaciones que hoy enfrenta su país, “se acerca a los pueblos del mundo y se acerca al pueblo chileno, no con el ánimo de confrontar, sino con ánimo de integración”. Por eso, dijo, “Si en verdad queremos que la historia tenga la marca de América Latina y no que América Latina esté marcada por la historia decidida por otros, la integración entre nuestros países es imprescindible”.

Álvaro García Linera nació en Cochabamba, Bolivia, el 19 de octubre de 1962. Con formación de sociólogo y economista, es reconocido como uno de los intelectuales más prolíferos de América Latina. Formó parte del Ejército guerrillero EGTK (Ejército Guerrillero Tupac Katari) por lo cual fue detenido el año 1992 junto a otros dirigentes de la colectividad en la cárcel de Chonchocoro. Fue en ese lugar donde continuó la lectura y escritura de teoría política hasta su liberación el año 1997. Ocho años después fue invitado por el candidato Evo Morales para integrar un nuevo gobierno. Es desde ese lugar donde, a la fecha, ha combinado su labores políticas con la producción teórica e intelectual.

Entre sus obras más destacadas se encuentran “Forma y valor y forma comunidad. Aproximación teórico – abstracta a los fundamentos civilizatorio que preceden al Ayllu Universal”-escrito en prisión- , “La potencia plebeya”, “Democracia, Estado, Nación”; “La tensiones creativas de la revolución”; “Identidad boliviana” y “La condición obrera en Bolivia en Siglo XX”, entre otras.

Universidad de Chile

 


Volver