Por primera ocasión, académicos costarricenses y nicaragüenses se reunirán para exponer sus puntos de vista sobre el impacto ambiental que tendrá la construcción del gran canal interoceánico entre ambas naciones.

El ambicioso proyecto, cuya construcción inició desde diciembre, ha sido foco constante de críticas por el hermetismo con el que se han manejado sus eventuales impactos en los ecosistemas de las dos naciones vecinas.

La exposición se realizará el próximo 10 de junio en la Universidad de Costa Rica (UCR) y participarán por Nicaragua Mónica López, directora de la fundación Popol Na; Manuel Ortega Hegg, presidente de la Academia de Ciencias de Nicaragua y Octavio Ortega, presidente del Consejo por la Defensa de Nuestras Tierras, Lago y Soberanía Nacional de Nicaragua.

De Costa Rica expondrán Nicolás Boeglin Naumovic, docente y académico de la UCR y Allan Astorga, geólogo y académico de ese mismo centro.

“Es la primera vez, desde hace muchos años, que académicos de dos países figuran en un foro público de importancia para ambos países (…) Es un proyecto que ha desatado mucha oposición en Nicaragua, por parte de científicos y de movimientos sociales, por la forma que se está desarrollando, casi a golpe de tambor”, dijo Boeglin.

En Costa Rica existen serias dudas sobre los impactos trasfronterizos. Ya Astorga y Boeglin han avisado de la afectación que sufrirían los ríos de la zona norte y el caribe costarricense.

“El río San Juan es el desaguadero natural del lago de Nicaragua y si sufre alguna alteración con respecto a su nivel, ya el río deja de ser el desaguadero natural. Hay muchos aspectos trasfronterizos que afectarían a Costa Rica”, agregó el académico.

Las dudas se incrementaron desde que el gobierno nicaragüense se negó a entregar los informes técnicos y el impacto ambiental de la obra, encargada al consorcio chino HKDN Group, por un monto calculado de 50 mil millones de dólares.

“Hace unas semanas se entregó el estudio de impacto ambiental, a hoy nadie tiene detalle de ese informe (…) Se abordarán temas derechos humanos, hay una afectación directa a personas que tienen propiedades en la zona donde se construirá el canal y habrá un experto de aguas, quien es Salvador Montenegro, que sostiene que Nicaragua echará a perder su principal reserva de agua”, puntualizó el docente.

El evento se divide en dos partes, una en la mañana y otra en la tarde. El ambicioso proyecto tiene un trazado de 278 kilómetros y su profundidad será de 27,6 metros, lo que implica una variación del ancho de entre los 230 y los 520 metros.

Allan Astorga, abogado y ambientalista, reiteró que la zona de influencia del canal atravesaría la cuenca del San Juan en un 70% de su trayectoria y los impactos trasfronterizos para Costa Rica serían contundentes. Así lo expuso en un artículo de la revista Ambientico de la Universidad Nacional (UNA).

“Impactos entre los que están los referidos a los recursos hídricos superficiales y subterráneos. Considerando eso, aquí se establece que el área de influencia directa e indirecta de la obra cubriría territorio costarricense”, dijo Astorga, en esa publicación emitida en octubre de 2014.

crhoy


Volver