José Antonio Román y Alfredo Méndez

Con la presentación de la Oficina de Investigación del Caso Iguala, la cual ya trabaja en las nuevas líneas de investigación y en la búsqueda de los 43 estudiantes desaparecidos, concluyó la reunión entre los padres de las víctimas y normalistas con la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez, e integrantes del Grupo Interdisciplinario del Expertos Independientes (GIEI).

En el encuentro, que duró más de tres horas en las instalaciones de la PGR, se acordó el lunes 30 de noviembre para el levantamiento del plantón indefinido que los padres de los normalistas mantenían desde el pasado jueves sobre la banqueta de Paseo de la Reforma y calzada Chivatito; una entrevista con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el próximo 10 de diciembre en Acapulco, Guerrero, y reuniones quincenales con autoridades de la unidad recién creada, y mensuales con la procuradora Arely Gómez.

Desde el principio, los padres de familia expusieron en la reunión un pliego de cinco puntos, integrado por la creación del nuevo equipo de investigación; que se tomen en cuenta las nuevas líneas de investigación; la búsqueda de los normalistas desaparecidos hace más de 14 meses; la entrevista con los militares del 27 batallón que estuvieron en activo el 26 y 27 de septiembre en la ciudad de Iguala, y la no criminalización de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Al encuentro, que estuvo encabezado por la procuradora general Arely Gómez, asistieron también los subsecretarios de Gobierno y de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Luis Enrique Miranda y Roberto Campa, respectivamente, y el subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, Eber Betanzos. Además, Enrique Galindo, comisionado general de la Policía Federal.

Por parte del GIEI, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), participaron Francisco Cox Vial y Ángela Buitrago.

Ahí se informó de la creación de la Oficina de Investigación del Caso Iguala, integrada por un equipo multidisciplinario de abogados, médicos, sicólogos y peritos en diversas materias. Será encabezada por José Aarón Pérez, quien se ha desempeñado en el servicio de procuración de justicia federal desde 1998.

“Este nuevo equipo estará acompañado, monitoreado, supervisado y tendrá la coadyuvancia del grupo de expertos, y orgánicamente estará inserto dentro de la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR”, declaró Vidulfo Rosales, abogado y representante de los padres de los normalistas, quien estuvo presente en la reunión.

Respecto de las nuevas líneas de investigación, se informó que la unidad recién creada ya trabaja en varias de ellas, pero que por sigilo de las investigaciones todavía no es recomendable darlas a conocer. Será en una próxima reunión cuando se revelen detalles y eventuales avances. Lo mismo sucede con la búsqueda con vida de los estudiantes.

Sobre las entrevistas a los miembros del Ejército Mexicano que estuvieron en activo la noche y madrugada en que fueron atacados los estudiantes, y que desde un principio el GIE ha solictado que se practiquen y el gobierno ha negado de manera reiterada, se informó que esta nueva unidad especializada ya realizó algunas.

Se aclaró que estas entrevistas se han efectuado sin la presencia de los expertos enviados por la CIDH.

El propio Vidulfo Rosales señaló que en el caso del quinto y último punto, referente a la no criminalización de la Normal Rural de Ayotzinapa, no se pudo transitar mucho, y los padres de los 43 no insistieron, con la intención de que este tema se aborde en la reunión del 10 de diciembre con el secretario Osorio Chong, en Fórum Mundo Imperial, en Acapulco.

Tras la reunión, los padres de familia valoraron que fue positiva, aunque aclararon que ello no significa tener plena confianza en los funcionarios y en el gobierno federal. Aun así, señalaron que es un buen inicio.

Por lo menos, hoy por hoy nosotros logramos llevar el debate y la ruta en otra dirección hacia lo realmente importante, que son las nuevas lineas de investigación, y ya no insistir en el basurero de Cocula. Eso ya no nos ofrece perspectiva de verdad ni de justicia; creo que es atinado hoy día el paso que se anima a dar el gobierno para ir hacia las nuevas líneas de investigación, dijo el abogado Rosales.

La investigación sigue abierta

Por la noche, en un comunicado la PGR informó que de la reunión se lograron importantes acuerdos, como el establecimiento de reuniones de trabajo periódicas, exhaustividad en las nuevas líneas de investigación y en las acciones de búsqueda.

En el encuentro, Arely Gómez reiteró que la investigación del caso sigue abierta y que se desarrolla con la coadyuvancia técnica del GIEI, con lo cual se refrenda el compromiso institucional de que los responsables de estos lamentables hechos sean consignados ante las autoridades federales.

Informó que la nueva oficina comenzó actividades el pasado primero de noviembre.

La Jornada

La desaparición forzada en México perdura y es una herida profunda, dice experto del GIEI

Los miembros del GIEI, enviados por la CIDH a México para investigar el caso de la desaparición forzada en Iguala, un caso que dicen “los dejará marcados de por vida”, señalaron que la situación de derechos humanos en México es “muy grave”, por lo que se encuentran “preocupados” por el país.

Ciudad de México, 1 de diciembre (SinEmbargo).- Los expertos que conforman el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), enviados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a México, revelaron en una serie de videos lo que ha significado para ellos investigar durante más de medio año el caso de los normalistas de Ayotzinapa, que cumplieron 14 meses desaparecidos, tras un ataque suscitado la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Los miembros del grupo que permanecerá investigando el caso hasta abril del 2016, a petición del Estado mexicano y de las víctimas, aseguraron que no dudaron un segundo en aceptar el desafío en un caso de tal magnitud, además de que su intención es coadyuvar con su experiencia a esclarecer el hecho, mismo que “significaba un enorme desafío”, porque que cuando llegaron al país la investigación ya se encontraba en curso.

También enfatizaron que “la impunidad es un sistema educativo, tiene un impacto educativo en la sociedad” y que no hay “justificación alguna” que permitan la desaparición forzada, lo que representa una “barbarie desbordada”, sentenciaron.

Se dijeron “preocupados” por México, porque tiene una situación de derechos humanos “muy grave”, y que la investigación será una experiencia que “los dejará marcados para el resto de su vida”.

Por otra parte, los miembros del GIEI aseguraron que les impactó mucho “un caso de tal magnitud” de desaparición forzada. Señalaron también la urgencia por llegar a México pues “ya se había perdido mucho tiempo”, dijeron.

Los expertos señalaron que el punto central de su contribución es basar sus conclusiones de las evidencias ya existentes, pero incluyendo una perspectiva desde las víctimas, para no sólo poner énfasis en los hechos o en los perpetradores del hecho: los culpables.

Los videos presentan uno a uno a los expertos que aportaron su experiencia bajo las diferentes disciplinas de investigación que dominan. Una de las grabaciones da cuenta de la biografía del abogado colombiano Alejandro Valencia Villa, quien dijo posee 27 años de experiencia en la promoción y defensa de los derechos humanos.

Valencia Villa dice que el caso de Ayotzinapa es como “la punta del iceberg” de las desapariciones, no sólo en Iguala, sino en el resto del estado de Guerrero, así como en todo el país.

En la biografía de la abogada colombiana Ángela María Buitrago, se dice docente en derecho penal y sociología jurídica. En otro video publicado en la plataforma YouTube, se puede escuchar de viva voz el perfil del médico y doctor en psicología español Carlos Martín Beristain, quien dijo tiene 27 años de experiencia de trabajo en América Latina, en países que han vivido situaciones de violencia, guerra o violencia política.

Martín Beristain dijo que ha trabajado en investigaciones que tienen que ver con el impacto de la violencia en las víctimas, en su atención, y en la memoria colectiva. “La verdad es un elemento central para poder enfrentar las violaciones de derechos humanos”, enfatizó el médico español.

En otro de los videos se presenta Francisco Cox Vial, abogado chileno penalista y de causas de derechos humanos, asegura que “lamentablemente, conozco lo que es la desaparición forzada [por la dictadura de su país] y lo que es tratar de apurar los procesos [judiciales] y lo mal que le puede hacer eso a un país”.

Por su parte, la abogada penalista y profesora universitaria guatemalteca, Claudia Paz y Paz, dijo en el video correspondiente que por muchos años ha sido defensora de los derechos humanos y Fiscal General de su país.

La abogada dice que para los miembros del GIEI fue una “enorme responsabilidad” asumir el acompañamiento a la investigación, en la cual han hecho más de 100 recomendaciones a la Procuraduría General de la República (PGR), que creen “puede ser la base para reorientar la investigación” y tomar en cuenta hipótesis que no se habían contemplado en su inicio, por ejemplo, qué relación tiene el trasiego de droga, principalmente la heroína.

La ex Fiscal general de Guatemala dice que los expertos del GIEI fueron a Ayotzinapa para entrevistarse con los familiares, y que desde ese día les brindaron su confianza, por lo que esperan “mantener y fortalecer esta confianza, y devolvérselas con verdad”.

Los expertos del GIEI indican en sus conclusiones que su intención es tratar de “eliminar algunas mentiras de sucesos que no pasaron”. A la vez, señalaron que han tenido “dificultades, tropiezos”, pero que han podido avanzar. “Hay muchos mecanismos de la impunidad que tratan de tapar digamos la historia, a veces desviar elementos de la historia”, dijo Carlos Martín.

La ex Fiscal general de Guatemala dice que los expertos del GIEI fueron a Ayotzinapa para entrevistarse con los familiares, y que desde ese día les brindaron su confianza, por lo que esperan “mantener y fortalecer esta confianza, y devolvérselas con verdad”.

Los expertos del GIEI indican en sus conclusiones que su intención es tratar de “eliminar algunas mentiras de sucesos que no pasaron”. A la vez, señalaron que han tenido “dificultades, tropiezos”, pero que han podido avanzar. “Hay muchos mecanismos de la impunidad que tratan de tapar digamos la historia, a veces desviar elementos de la historia”, dijo Carlos Martín.

Sin Embargo

 

Volver