En contexto
Con críticas al oficialismo universitario y varios faltazos, la Federación Universitaria Argentina (FEU) celebra este sábado en Rosario el congreso nacional para elegir nuevas autoridades. La FEU está conducida por la agrupación estudiantil radical Franja Morada.

Una mujer para presidir la FUA

La elección se realizará en Rosario y Franja Morada tiene mayoría para mantenerse en la conducción de la Federación. Lleva como candidata a una estudiante de la Unicen, que se convertiría en la primera presidenta de la FUA. El escenario político.

La Federación Universitaria Argentina (FUA) elegirá a sus nuevas autoridades el próximo sábado 25, en un congreso que se realizará en Rosario. La FUA, que nuclea a más de 250 centros de estudiantes de universidades públicas de todo el país y representa a más de un millón y medio de alumnos, es presidida por Franja Morada, que se mantiene en la conducción desde el retorno de la democracia. Este año también tiene la coalición más numerosa y volverá a consagrarse. Con una novedad: por primera vez la FUA tendría una presidenta mujer, si se confirma la elección de Josefina Mendoza, estudiante de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, la candidata que impulsa la agrupación radical.

Lo más probable es que como segunda fuerza se ubique la Juventud Universitaria Peronista (JUP), con lo que se repetiría a grandes rasgos el esquema de fuerzas que muestra la federación desde 2004. Las principales organizaciones kirchneristas, como La Cámpora, no participan de la federación desde la elección de 2012. Las agrupaciones de izquierda orgánicas e independientes tienen divergencias entre sí y todavía no hay un panorama claro de acuerdos. Sigue siendo el kirchnerismo el factor que divide las aguas entre estas fuerzas.

La elección de autoridades tendrá lugar en el estadio de Central Córdoba, mientras que las comisiones previas de debate se harán en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario.

El cambio de signo del gobierno nacional ya tuvo y seguirá teniendo impacto en la dinámica interna de la federación estudiantil. De hecho, ya hay dos perspectivas bien marcadas entre las agrupaciones que confluirán en el congreso este sábado: los sectores que llaman a “enfrentar al Gobierno” y denunciar su política universitaria, y los que ven al macrismo como algo positivo y abierto al diálogo.

En esa última línea se inscribe Franja Morada, que tiene a uno de sus ex dirigentes como funcionario en la Secretaría de Políticas Universitarias, dentro del Ministerio de Educación. “Somos una agrupación estudiantil que está extendida a nivel nacional; y dirigimos la FUA no solo por la extensión, sino por la política gremial de defender la cotidianidad de los estudiantes”, dijo a Página/12 Ezequiel Marín, dirigente de la Franja Morada y candidato a vicepresidente de la FUA. “El proceso de la conducción que termina esta semana tuvo dos momentos –explicó Marín–. Uno que continuó con la resistencia de la universidad publica contra el reparto discrecional de los fondos y el embate de un gobierno que quería disciplinar a las casas de estudios. El otro se dio después del 10 de diciembre, con un gobierno con el que podemos tener diferencias, pero que escucha, es receptivo”. Franja Morada dirige más de cien centros de estudiantes y encabeza las federaciones universitarias de Córdoba, Mendoza y el Litoral, entre otras.

El peronismo universitario, por su parte, aspira a unificar su fuerza en el congreso de la FUA. Constanza Bossio, actual secretaria general de la FUA por la JUP, dijo a este diario: “Queremos construir una alternativa que responda a las demandas del pueblo, porque hoy sabemos que el macrismo golpea a trabajadores y estudiantes. Pero no vemos un peronismo organizado que dé respuesta a eso”. Desde la JUP dicen no estar en contra de un gran frente para enfrentar a Franja en la federación, pero saben que hay agrupaciones a las que les “molesta” hacer frente con el peronismo; y aclaran que muchas de esas fuerzas “no reconocen la representatividad de cada uno”. La JUP dirige federaciones como la de San Juan, Jujuy y Entre Ríos, entre otras.

Desde el kirchnerismo confirmaron que las principales fuerzas del sector no participarán del congreso para no darle legitimidad, ya que entienden que se maneja discrecionalmente y que no se reconoce muchos centros de estudiantes. “La Franja inventa representaciones a espacios políticos que no las tienen”, aseguró Julián Eyzaguirre, dirigente de La Cámpora en la UBA.

“Nosotros apostamos a formar un frente de unidad, convocando organizaciones de izquierda, kirchneristas e independientes para defender la educación pública del ataque macrista”, dijo la secretaria ejecutiva de la FUA por La Mella, Florencia Catelani. De todos modos, avisó que por ahora no hay nada concreto. Y parece difícil que pueda concretarse un espacio de unidad opositora ante el radicalismo, ya que las fuerzas del Frente de Izquierda no integrarían una lista con sectores del kirchnerismo, como quedó claro en el fracasado congreso de la Federación Universitaria de Buenos Aires, la semana pasada.

Informe: Gastón Godoy.

Publicado en Página12


Más de 50 Centros de Estudiantes NO participarán del Congreso de FUA

Un importante sector del estudiantado argentino no participará este Sábado 25 del Congreso de la Federación Universitaria Argentina, por la falta de garantías que brinda el oficialismo universitario.

Luego de una serie de reuniones tendientes a lograr la unidad, el Movimiento de Participación Estudiantil (MPE) decidió no participar del Congreso Nacional del gremio estudiantil argentino, conducido por la Franja Morada, el brazo estudiantil de Cambiemos.

La Federación Universitaria Argentina (FUA) es la organización gremial de los estudiantes argentinos y es conducida desde hace años por Franja Morada, la agrupación universitaria de la UCR (Unión Cívica Radical). El oficialismo impuso un control burocrático y clientelar de los congresales (y su distribución), secretarías y representaciones de la Federación Estudiantil Nacional que llevaron a una ruptura de la FUA en el año 2012.

El MPE, una organización estudiantil nacional con fuerza en las provincias que encabeza un frente de agrupaciones que conduce más de 50 Centros de Estudiantes (sobre un total de 250) en más de una treintena de Universidades, decidió no participar del Congreso de la FUA, a realizarse este fin de semana en Rosario, debido a la nueva falta de garantías para la participación democrática que la Franja Morada y algunos cómplices plantean.

Ante una nueva coyuntura política nacional y latinoamericana, el MPE vio la oportunidad de volver a unificar la representación gremial del Movimiento Estudiantil Argentino, pero fue muy evidente la falta de voluntad de la agrupación estudiantil vinculada al gobierno de Mauricio Macri por sus conocidas relaciones y vínculo con el radical Albor Cantard, ex rector de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y actual Secretario de Políticas Universitarias (SPU) de la cartera educativa del Ministro Esteban Bullrich.

La falta de vocación democrática de algunos, significa la no participación en el Congreso de la segunda expresión estudiantil con más conducciones de Centros de Estudiantes del país en la instancia de decisión más importante de los Estudiantes Argentinos. El MPE sabe, además, que otras fuerzas nacionales tomarán la misma medida y otras participarán a desgano.

“Reafirmamos nuestras intenciones de aportar a la Unidad y a la participación estudiantil genuina, con ideas que democraticen la agremiación estudiantil nacional y que nos permitan construir un Programa Mínimo Común de organización y lucha contra la restauración neoliberal y conservadora que viven Argentina y el Continente” afirma una Carta que el MPE mandó a la Junta Representativa de la FUA para justificar su decisión de no participar de un Congreso que a las claras no unificará a los estudiantes argentinos.

Los universitarios y compatriotas no necesitan del acuerdismo cómplice entre algunas expresiones estudiantiles. Vivimos un tiempo político que exige de instancias que promuevan mayores niveles de organización para luchar de manera efectiva contra un gobierno de ajuste social y entrega Nacional.

Compartimos además, la Carta presentada por el MPE a la Junta Representativa de la FUA.